MEDIACIÓN VECINAL

Llamamos mediación vecinal a aquella que empleamos como método de resolución de conflictos entre las partes integrantes de una Comunidad de Vecinos o bien aquellos que afecten a la propia Comunidad en su conjunto y representada por su Administrador.

En este sentido, teniendo en cuenta la cercanía y convivencia diaria de los vecinos que forman una Comunidad de Propietarios, la mediación supone una oportunidad de resolver los conflictos sin necesidad de provocar mayores enfrentamientos y evitando un proceso contencioso que pueda debilitar más las relaciones entre las partes.

VENTAJAS de la mediación vecinal:

  • Disminuye los costes económicos
  • Incrementa la comunicación
  • Mantiene las relaciones
  • Acorta la duración del proceso

Algunos de los conflictos más frecuentes en los que se aplica la mediación vecinal son:

  • Los derivados de la convivencia
  • Obras en la comunidad o privadas
  • Abandono o desatención de los espacios comunes
  • Abandono o desatención del espacio privado de otro (malos olores, ruidos, roturas…)
  • Uso indebido del espacio comunitario
  • Desconocimiento de la normativa comunitaria
  • Situaciones de acoso en comunidades de vecinos
  • Contratación de servicios externos
  • Falta de estatutos comunitarios y normas de convivencia

El carácter voluntario de la mediación así como la resolución del conflictos a través del diálogo y consenso, produce una mayor satisfacción en las partes en conflicto a la hora de acatar la solución acordada y mantenerla en el tiempo.

SOLICITA SESIÓN INFORMATIVA GRATUITA.